Marcando Almas

Cuenta la leyenda que los pescadores de la antigua Grecia necesitaban hacer algo para poder diferenciar sus productos, ya que a simple vista eran muy parecidos. No se les ocurrió otra cosa que sacar sus cuchillos y hacerles una “marca” a sus pescados.

Hoy en día las marcas ya no se encuentran en ninguna escama, pero sí en el calzado que usas, la ropa que vistes, en algún lugar de tu dispositivo móvil, en tu comida, en el super almacén y en la pequeña tiendita.

Las marcas dejaron de ser un modo para identificar un producto y se convirtieron en algo más poderoso, trasmitiendo sentimientos, emociones y hasta estilos de vida. Esto no es casualidad, no es magia, es Comunicación Corporativa.

En palabras simples, la Comunicación Corporativa es un plan estratégico para crear una proyección deseable de la empresa y conectar con un público; por ejemplo, en una entrevista de trabajo nos arreglamos, vestimos y comportamos de la mejor forma para crear una buena impresión, ser agradables y ser seleccionados sobre los otros aspirantes.

Las marcas constantemente necesitan ser seleccionadas, por eso las estrategias deben ser constantes. Claro que existen muchas empresas que no cuentan con ninguna estrategia, pero posiblemente también dejan de ser relevantes.

Ten una marca relevante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *